El ministro israelí de Seguridad Pública y Asuntos Estratégicos, Guilad Erdán, solicitó en una carta a la red social Twitter el cierre de 17 cuentas supuestamente asociadas a "organizaciones terroristas", entre ellas Hamás y la Yihad Islámica palestina, y la milicia chií Hizbulá, confirmó este miércoles su portavoz.

"Como bien creo que saben, las organizaciones terroristas han ampliado su uso de las redes sociales para radicalizar, reclutar, incitar y difundir propaganda", comienza la misiva, cuyo remitente se dirige al director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, y al presidente ejecutivo, Omid Kordestani.

En el texto, Erdán culpa a Twitter de ignorar peticiones anteriores de las autoridades israelíes para que elimine tanto el "contenido terrorista" difundido a través de su plataforma como las cuentas que lo generan, y señala que esta "pasividad" podría suponer una violación de la ley israelí.

"Estoy seguro de que no desean ser responsables de apoyar y permitir organizaciones terroristas que participan activamente en promover y ejecutar ataques contra civiles inocentes", apunta el ministro, dispuesto incluso a demandar a Twitter, si no responde a su petición y evita la proliferación de estas cuentas en el futuro.

"No actuar puede requerir el inicio de procedimientos legales y penales contra Twitter", advierte la misiva, que adjunta una lista con 17 cuentas atribuidas al movimiento islamista Hamás y la Yihad Islámica palestina, y la milicia chií libanesa Hizbulá.

Erdán acogió este miércoles en Jerusalén el Foro Internacional de Seguridad Nacional, al que han acudido 20 ministros de todo el mundo con el propósito de debatir sobre ciberseguridad y el papel que juegan las redes sociales en el terrorismo de hoy.