El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) realizó un coloquio sobre los procesos de transformación que experimenta la industria de manufactura del mundo de cara a la cuarta revolución industrial, llamada 4.0.

Con el tema “Habilitadores para la Industria 4.0: ¿Cómo andamos?”, la analista sectorial Georgina de Moya presentó la metodología e hizo comparaciones de ranking entre países clasificados en cuatro prototipos: alto potencial, líderes, nacientes y legado.

La República Dominicana, apuntó, se encuentra entre los países de economías nacientes, con una estructura de producción limitada y de bajo desempeño en los habilitadores, indica una nota de la Dirección de Comunicaciones del MICM.

Sin embargo, señaló que a los países englobados en este prototipo se les presentan oportunidades para crecer, al tiempo de señalar que la República Dominicana tiene un rango de 4 puntos en una valoración de diez entre los países analizados.  

El informe busca servir de herramienta para incentivar el diálogo sobre los puntos clave que definen el futuro de la producción, así como brindar información valiosa a los gobiernos y empresarios sobre el tema.

El coloquio se realizó en el salón de conferencias del MICM y lo encabezaron los viceministros Juan Tomás Monegro, Yahaira Sosa y Marcelo Puello, de Desarrollo Industrial, Comercio Exterior y Zonas Francas y Regímenes Especiales, respectivamente.

La analista De Moya se enfocó en presentar la evaluación realizada en cien países por el Foro Económico Mundial, titulada “Preparación para el futuro de la producción 2018”, y en que se reflejan las posiciones y los niveles de desarrollo de los países avanzados y no tan avanzados en la industria 4.0.

 “Aquí, podemos observar que países como el nuestro, cuyo prototipo se encaja en una economía naciente, requiere no solo de  soluciones nacionales, sino globales y regionales, además de nuevos e innovadores enfoques de parte de los sectores público y privado para transformar la industria”, dijo.

Indica que la cuarta revolución industrial, que no es más que la informatización y digitalización de todos los procesos productivos,  provocará la reubicación selectiva de las industrias.

“El proceso apenas inicia y todos los países tienen oportunidad de mejorar cuando comiencen a navegar la transformación de los sistemas de producción”, recalcó ante un grupo de participantes involucrados a los sectores industrial y de exportación del MICM.

Al coloquio también asistieron Wilfredo Olivier, director de Servicios de Apoyo al Desarrollo de la Industria, de ProIndustria; Noel Bou, director de Servicios de Apoyo a las Mipymes; Sovieski Naut, encargado de Economía Digital de las Mipymes y Miguel Palmers, analista de Desarrollo Industrial, entre otros.