Los jugadores del Barcelona Lionel Messi y Andrés Iniesta, el delantero del Celta Iago Aspas y el portero del Atlético de Madrid Jan Oblak han sido los principales protagonistas del los Premios Marca de Fútbol de la temporada 2016-17, cuya gala se ha celebrado en el Convento de los Ángeles de la capital catalana.

Messi se llevó el Trofeo Pichichi y el Trofeo Alfredo Di Stéfano, que le acredita como el máximo goleador (37 tantos) y el mejor jugador, respectivamente, de LaLiga Santander.

"Como siempre digo, si llegan premios individuales, bienvenidos sean, pero mi objetivo principal es pelear por todos los títulos", ha declarado el astro de Rosario, que ha logrado su cuarto Pichichi y el quinto Di Stéfano de su carrera, reconocimientos que ha dedicado a sus compañeros en el Barça.

Uno de ellos, Andrés Iniesta, también ha estado presente en la gala, para recoger el Premio al Mejor Jugador de la Selección Española.

Iniesta confía en cerrar su etapa en la Roja haciendo un gran papel, este verano, en la Copa del Mundo de Rusia, tras el fracaso de hace cuatro años en la cita mundialista de Brasil.

"Vamos con toda la ambición del mundo, sabiendo que el último Mundial fue una decepción y eso es un claro aviso para todos. Pero tenemos una selección muy buena para llegar lejos", ha subrayado.

El Trofeo Zarra, al máximo goleador español de Primera División, ha sido para el delantero del Celta Iago Aspas, quien cerró, con 19 tantos, su estadística de la pasada campaña.

"Meter goles es el último eslabón, pero antes hay que hacer una cadena para que esto suceda, así que quiero agradecer este trofeo a mis compañeros", ha manifestado.

Aspas está prolongando también esta campaña su gran momento, y suma ya 9 goles durante el presente curso. Su objetivo es, por supuesto, jugar con España el próximo Mundial.

"Aun queda mucho tiempo y hay muchísimos compañeros que están haciendo las cosas muy bien, pero yo quiero seguir haciendo las cosas lo mejor posible en mi equipo y seguir metiendo goles para estar entre los 23 elegidos", ha afirmado.

Oblak, por su parte, ha sido el encargado de recoger el Trofeo Zamora, como guardameta menos goleado (22) de la pasada campaña. "El meta esloveno ha querido "agradecer a la afición" todo "el cariño" que le da y se ha mostrado cauto sobre las posibilidades del Atlético de mantenerse toda la temporada arriba.

"Esto es largo, y hace un mes no estábamos tan bien como ahora. Tenemos que ir partido a partido, y ojalá al final podamos pelear por el título", ha manifestado el portero del Atlético, segundo clasificado del campeonato a 6 puntos del Barcelona.

En la gala de este año, el Trofeo Miguel Muñoz, al mejor entrenador ha sido 'ex aequo' para el técnico del Eibar José Luis Mendilibar y el del Leganés Asier Garitano, que ya lo ganó el año pasado como el mejor entrenador de Segunda División.

El Trofeo Guruceta, al mejor árbitro de LaLiga Santander, ha recaído en Juan Martínez Munuera, del Comité valenciano.

En Segunda División, el Trofeo Pichichi y Trofeo Zarra ha sido para José Luis Moreno 'Joselu', por los 23 goles que marcó con el Lugo; el Trofeo Zamora, para Raúl Fernández, que solo encajó 22 tantos con el Levante; el Trofeo Miguel Muñoz, a Juan Ramón López Muñiz, que logró el ascenso con el Levante; y el Trofeo Guruceta, para el colegiado del Comité Cántabro Adrián Cordero Vega. 

Por último, el Premio Juego Limpio Puerta-Jarque, que reconoce la acción o el gesto deportivo de la temporada ha recaído en el Atlético Nacional colombiano, que cedió el título de la Copa Sudamericana al Chapecoense, que no pudo disputar aquella final por culpa de un accidente de avión en el que murieron 76 personas.

Foto: @Barcelona_Es