Una mejor integración de los trabajadores inmigrantes impulsaría la economía del país, de acuerdo al informe 'Cómo los inmigrantes contribuyen a la economía de la República Dominicana', presentado ayer martes.

El documento elaborado por el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con la colaboración de la Unión Europea, fue presentado en República Dominicana con el apoyo del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) y el Instituto Nacional de Migración (INM RD).

De acuerdo con un comunicado del INM RD, se trata de un análisis documental y de exploración de diversas fuentes de datos para determinar cómo los inmigrantes contribuyen a la economía del país.

El eje principal del análisis, que cuenta con la asociación de 10 países (Argentina, Costa Rica, Côte d'Ivoire, Ghana, Kirguistán, Nepal, República Dominicana, Ruanda, Sudáfrica y Tailandia), tiene como enfoque la inserción de la mano de obra inmigrante en los mercados laborales y su vínculo con las políticas migratorias, el capital humano, el desarrollo económico y las finanzas públicas.

El informe surge del proyecto "Evaluación de la contribución económica de la migración laboral en los países en desarrollo como países de destino", que busca proveer evidencia empírica -tanto cuantitativa como cualitativa- sobre las múltiples formas en que los inmigrantes ejercen un impacto en sus países de acogida.

De acuerdo a la investigación, en 2007, el último año del que se disponía de datos, los inmigrantes hicieron una contribución fiscal neta positiva y mayor que la de la población nativa.

Esto se debe a que los inmigrantes pagaron más en impuestos indirectos y costos, pero se beneficiaron menos del gasto público en prestaciones de seguridad social, asistencia social y educación.

Este resultado sugiere que la inmigración no representó una carga fiscal para la República Dominicana.

"Son muchos los datos significativos que vamos a encontrar en los informes realizados por la OCDE y la OIT respecto a la contribución de los inmigrantes al desarrollo de los diferentes países como, por ejemplo, que más de un tercio de los inmigrantes residen en países en desarrollo y que la inmigración aporta de manera sustantiva el crecimiento socioeconómico de los países con ingresos bajos y medios, a pesar de que, en muchos casos, se tiene una percepción contraria", expresó Florinda Rojas, directora ejecutiva del INM RD.

Por su lado, el jefe adjunto de la Unidad para América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la OCDE, Sebastián Nieto Parra, dijo que este informe "es una oportunidad para el diálogo entre responsables de políticas públicas, representantes de la academia, la sociedad civil y organismos internacionales".

Foto: MEPyD