Madres y familiares de algunos de los más de 50 jóvenes asesinados en los últimos 28 días en Nicaragua en medio de protestas sociales denunciaron ayer martes que la Fiscalía les oculta información sobre los casos, y exigieron una justicia independiente y con transparencia.

Apostadas ante la sede del Ministerio Público con una pancarta en la que se leía "Movimiento Madres de Abril, ¡No más asesinatos! ¡No más masacres! ¡Exigimos Justicia!, una decena de madres exigía justicia por sus hijos muertos y gritaban: "No son homicidios, son asesinatos".

Leyendo el nombre en alto de algunas de las víctimas asesinadas por "el régimen", reiteraron su compromiso de seguir luchando para que estos crímenes no queden en la impunidad.

Francys Valdivia, hermana de uno de los fallecidos en Estelí, anunció que presentaron otro escrito en la fiscalía para demandar información.

Como ya habían hecho el pasado 5 de mayo en una misiva dirigida a la Fiscal General, Ana Julia Guido, este martes entregaron otra en la que las madres de Franco Valdivia (Francisca del Machado) y la de Orlando Pérez (Domitla del Socorro Corrales), asesinados el 20 de abril en Estelí, le solicitan novedades sobre las pesquisas.

Francys, hermana de Franco, explicó que "como familiares de los jóvenes" quieren saber detalles de qué pasó aquel día y qué nuevas pruebas han aparecido, así como el resultado del dictamen forense.

"La semana pasada nos negó la información (la Fiscalía), olvidándose cuál es la misión y visión del Ministerio Público", dijo.

Convencida de que los dos jóvenes han sido asesinados "cobardemente", la muchacha, que lamentó que la Fiscalía tuviera este martes un cartel en la puerta en el que decía "hoy no atendemos", insistió en que el Ministerio Público debe representar a las víctimas y criticó que sigan sin responder a sus demandas.

"Nosotros estamos exigiendo justicia con transparencia. Debemos estar al tanto de que procedimientos hacen (...). ¿Por qué esconden? ¿Por qué ocultan esa información? Si nosotros somos parte fundamental en el proceso", comentó, y añadió que los familiares de las víctimas están convencidos de continuar "hasta las últimas instancias".

"Mientras no nos brinden información, ¿como nosotros como familia vamos a creer en este sistema de justicia?", concluyó.

Nicaragua cumple hoy 29 días de crisis que han dejado entre 54 y 65 muertos con manifestaciones en contra y a favor del presidente, Daniel Ortega, que iniciaron para protestar a unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos represivos.