A lo largo de su historia, el béisbol de las Grandes Ligas ha sido protagonista de grandes récords, hazañas y hechos impredecibles, que han acaparado la atención de los millones de seguidores de este pasatiempo, y han dado lugar a múltiples debates relativos a los miles de hechos que, por su naturaleza, han dejado huellas imborrables a través del tiempo.

Ninguna disciplina deportiva cuenta, desde el punto de vista estadístico, con un universo de parámetros para evaluar y determinar, en perspectiva, las proyecciones y ritmos de sus principales jugadores y, por extensión, todos los récords y hazañas que se derivan de tales acontecimientos.

Debido a lo anteriormente expuesto, nos hemos motivado a hacer una lista de los récords más difíciles de romper en el béisbol de las Grandes Ligas. 

Es importante resaltar que algunos de los hechos que destacaremos en este artículo pudieran enmarcarse como hazañas y/o datos estadísticos, por ejemplo, lo realizado por el dominicano Fernando Tatis al conectar dos cuadrangulares con bases llenas en el mismo inning y al mismo lanzador.

Para el listado de marras tomamos como parámetro el factor acumulación estadística, los récords en una temporada y hazañas que, por el grado de dificultad, adquieren ribetes de extraordinarias.

Veamos, sin más preámbulos, el listado de los récords más difíciles de romper en la historia de las Grandes Ligas:

- Las 511 victorias de Cy Young.

- Los 2,632 juegos consecutivos de Cal Ripken, Jr.

- El promedio de bateo de por vida de Ty Cobb de .366.

- Los 5,714 ponches, los 7 No Hitters de Nolan Ryan y sus 11 juegos donde solo permitió un hit.

- Los 749 juegos completos de Cy Young.

- Los 4,256 hits conectados por Pete Rose.

- Los 41 juegos ganados en una temporada de Jack Chesbro (1904).

- El slugging de por vida de Babe Ruth (.690), el OPS (1.164) y OPS Ajustado (206).

- Los 309 triples de Sam Crawford y los 36 en una temporada de Chief Wilson en 1912.

- Los 2 Grand Slam en una misma entrada y al mismo lanzador conectados por Fernando Tatis.

- Las 110 blanqueadas lanzadas por Walter Johnson.

- Los 3 ponches recibidos por Joe Seweell en una temporada completa.

- Las 1,406 bases robadas y las 2,295 carreras anotadas de Rickey Henderson.

- El liderato de bateo de .426 obtenido por Nap Lajoie en el 1901.

- Los 56 partidos consecutivos bateando de hit de Joe Dimaggio en 1941.

- Los 73 jonrones conectados en una temporada por Barry Bonds y sus 762 en su carrera.

- Las 2,558 bases por bolas y las 688 intencionales recibidas de por vida por Barry Bonds.

- Los 2 No Hitters en salidas consecutivas de Johnny Vander Meer en 1938.

- Las 2,297 carreras remolcadas de Hank Aaron.

- Las 53 temporadas consecutivas como mánager de Connie Mack.

- Los 67 años de Vin Scully narrando los juegos de Los Dodgers de Los Angeles.

- Los 119 extra-bases conectados por Babe Ruth en el 1921 (44 H2, 16 H3 y 59 HR).

- Las 177 carreras anotadas por Babe Ruth en el 1921.

- Las 191 carreras empujadas por Hack Wilson en el 1930.

- La efectividad de por vida (ERA 1.82) de Ed Walsh.

- Las tres temporadas de 60 o más cuadrangulares de Sammy Sosa y sus 20 cuadrangulares en un mes conectados en Junio de 1998.

- Los 262 hits conectados por Ichiro Suzuki en una temporada (2004).

- Los 792 dobles disparados por Tris Speaker en su carrera.

- El juego perfecto de Don Larsen en una Serie Mundial (8 de octubre de 1956).

- Los 84 juegos salvados consecutivos de Eric Gagne (del 28 de agosto del 2002 al 3 de julio del 2004).

- Los 188 juegos completos consecutivos de Jack Taylor, desde el 20 de junio de 1901 hasta el 9 de agosto de 1906.

- Los 27 triunfos de Steve Carlton en la temporada de 1972, los cuales representaron el 45.8 % de las victorias conseguidas por su equipo, los Filis de Filadelfia, quienes apenas ganaron 59 juegos en dicha temporada.

- Los siete premios Cy Young de Roger Clemens.

- Los siete premios MVP de Barry Bonds.

- Los 18 Guantes de Oro ganados por Greg Maddux.

- Los 54 robos del home de Ty Cobb, incluyendo 25 en forma consecutiva.

Para usted, amigo lector, ¿cuál es el récord y/o hazaña más difícil de romper en las Grandes Ligas?.