El actor británico Liam Neeson afirmó hoy que la oleada de escándalos sexuales en la industria del espectáculo tiene componentes de una "caza de brujas", aunque celebró que haya un movimiento "saludable" en contra de los abusos.

"Hay algunas personas famosas que de pronto han sido acusadas de tocar la rodilla de alguna chica, y de forma repentina han perdido sus programas", dijo Neeson, de 65 años, en una entrevista con el canal público irlandés RTE.

"Hay algo de caza de brujas", afirmó el actor, nacido en Irlanda del Norte, que quitó hierro a las acusaciones que afrontan colegas de profesión como el estadounidense Dustin Hoffman.

"No estoy diciendo que yo haya hecho cosas similares a lo que él (Hoffman) hizo. Al parecer, tocó el pecho a una chica y cosas así, pero se trata de cosas infantiles", argumentó el actor.

En noviembre, la escritora Anna Graham aseguró que el intérprete estadounidense, que ahora tiene 80 años, la manoseó durante el rodaje del telefilme "Death of a Salesman".

"Cuando estás haciendo una obra y estás con tu familia -otros actores y técnicos- haces cosas idiotas", afirmó Neeson en relación a las acusaciones contra Hoffman.

Cuestionado sobre su opinión acerca del movimiento conocido como "Me Too" ("Yo también"), que surgió para denunciar abusos sexuales en las redes sociales, el actor indicó que "es saludable" y está afectando "a todas las industrias", aunque "en este momento parece estar centrado en Hollywood", afirmó.