La tasa de empleo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aumentó dos décimas durante el primer trimestre del año, para situarse en el 67,4 % de las personas en edad de trabajar.

Estas cifras mostraron ascensos particularmente significativos en algunos países de la zona euro, como Estonia, Eslovenia, Irlanda, Grecia o España.

Esa tasa, que mide el porcentaje de personas en edad de trabajar que tienen un empleo, subió en esos tres meses hasta 1,7 puntos en Estonia (al 73,8 %), 1,4 puntos en Eslovenia (hasta el 68,1 %), 1 punto en Irlanda (al 66 %).

Seis décimas en Grecia (al 52,7 %) o cuatro décimas en España (al 60,4 %), explicó en un comunicado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Fuera de Europa, otros ascensos relevantes se constataron en Canadá (cuatro décimas al 73,3 %), en México (cuatro décimas al 61,4 %), Japón (tres décimas al 75 %), Turquía (tres décimas al 50,9 %) y Estados Unidos (tres décimas al 69,8 %).

En la zona euro, la progresión global fue de dos décimas al 65,9 %, la misma que hubo en el Reino Unido (al 73,9 %) o en Corea del Sur (al 66,5 %).

Pese al incremento de ese primer trimestre en España y de los anteriores (en 2013 estaba en el 54,8 %), con el 60,4 % era el cuarto país de la OCDE con la tasa de actividad más baja, sólo por delante de Turquía (50,9 %), Grecia (52,7 %) e Italia (57,7 %).