El Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) dijo hoy sábado que la construcción de sociedades pacíficas exige la participación de los jóvenes, quienes son sistemáticamente excluidos de los esfuerzos que buscan evitar los conflictos.

En un mensaje a propósito de la conmemoración este sábado del Día Internacional de la Juventud, la directora Ejecutiva en funciones del Unfpa, la panameña Natalia Kanem, recalcó que "la generación de jóvenes de hoy, ha alcanzado la mayoría de edad en una época de crisis, conflictos y desastres".

Pero pese a ello, la juventud ha sido excluida de manera importante de los esfuerzos a nivel nacional y global dirigidos a evitar y resolver conflictos.

El Unfpa recordó que "la generación actual de jóvenes es la más grande de la historia", y a menudo representan una mayoría en aquellos países afectados por conflictos armados o disturbios".

En ese escenario, el "tomar en consideración las necesidades y las aspiraciones" de ese segmento poblacional "en los asuntos relacionados con la paz y la seguridad es un imperativo demográfico".

La construcción de sociedades pacíficas, cohesivas y resilientes exige la participación de los jóvenes, e invertir en ellos en formas que permitan fortalecer sus capacidades y generar oportunidades para abonar el desarrollo de su máximo potencial son una condición indispensable para su participación en los asuntos cívicos, dijo Kanem.

"Si queremos un mundo más pacífico, ya no podemos darnos el lujo de dejar a los jóvenes detrás. Debemos escucharlos y trabajar con ellos", alertó la directora Ejecutiva en funciones del Unfpa.

En ese contexto, indicó el organismo de las Naciones Unidas, el Día Internacional de la Juventud 2017 está dedicado a celebrar las contribuciones de los jóvenes a la prevención de conflictos y la transformación, lo mismo que a la inclusión, la justicia social y la paz sostenible.

Unfpa recordó que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible incluyó el compromiso de promover la existencia de sociedades pacíficas e incluyentes, además de afirmar que no será posible alcanzar un desarrollo sostenible sin paz y seguridad.

"El Programa de Acción Mundial para la Juventud, que suministra un marco de políticas y directrices prácticas para mejorar la situación de los jóvenes, también hace un llamado a 'promover la participación activa de los jóvenes en el mantenimiento de la paz y la seguridad'", agregó.

A propósito del Día Internacional de la Juventud, Unfpa destaca como mensajes clave que "para garantizar la participación de los jóvenes en los procesos de construcción de paz, se deben respetar las experiencias de todos, incluidas aquéllas asociadas con conflictos".

"Los jóvenes son innovadores valiosos y agentes de cambio y es importante apoyar, solicitar y considerar sus contribuciones de manera activa como parte de la construcción de comunidades pacíficas", indicó el organismo mundial.

También que el deber de "vincular la participación de los jóvenes en todos los sectores: sociales, económicos, culturales y políticos, y a todos los niveles".

"El liderazgo y los roles jugados por los jóvenes en la prevención y la resolución de conflictos, la violencia y el extremismo, son recursos muy valiosos fundamentales para consolidar una paz duradera", añadió.

La Asamblea General de la ONU declaró 1999 el día 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud, con la idea de celebrar el papel jugado por los jóvenes como aliados fundamentales en la promoción de los derechos humanos y el desarrollo, y para crear consciencia acerca de los retos y las adversidades que enfrentan.