El armador titular de los Celtics, Kyrie Irving, insinuó que optará por un descanso prolongado con la esperanza de combatir el dolor en la rodilla izquierda que lo forzó a salir de juego este domingo en la derrota de su equipo 99-97 ante los Indiana Pacers.

Irving, quien se perdió un juego la semana pasada después de que inicialmente se le inflamara la rodilla, no regresó en la segunda mitad del juego del domingo. Boston, que ya jugaba sin Al Horford y Jaylen Brown, vio evaporarse una ventaja de 12 puntos que Indiana recuperó para ganar el partido.

"Creo que el descanso probablemente será lo mejor, en lugar de esperar que mejore durante los próximos dos o tres días. Me duele un poco más de lo normal ahora, así que me estoy tomando el tiempo necesario", sostuvo Irving luego del partido, según reportó la cadena ESPN.

Los Celtics están firmemente en la segunda posición de la Conferencia del Este, ahora detrás de los Raptors por 3.5 juegos (aunque quedan dos partidos entre ellos).

Foto: @Celtics