El tercera base Josh Donaldson y los Toronto Blue Jays rompieron el récord de salario más alto entre los jugadores elegibles para arbitraje, llegando a un acuerdo por un año y 23 millones de dólares.

El récord anterior de un jugador elegible para arbitraje fue establecido por el jardinero de los Nacionales de Washington Bryce Harper, cuando aceptó un contrato de un año y 21.625 millones.

Donaldson es un tres veces All-Star y el MVP de la Liga Americana en el 2015. Se recuperó de una lesión en el 2016 y bateó para .270 la temporada pasada con 33 jonrones y 78 impulsadas en 113 juegos.

Donaldson, quien será elegible para la agencia libre después de la temporada 2018, ganó 17 millones el año pasado en la última temporada de un contrato de dos años y 28.65 millones.

Desde su debut, Donaldson ocupa el segundo lugar en WAR entre todos los jugadores de posición, solo detrás de Mike Trout (43.8 a 36.2).