La inversión directa no financiera de China en el exterior cayó un 41,8 por ciento interanual, hasta 68.720 millones de dólares, en los primeros ocho meses, según mostraron los datos oficiales este jueves.

Las empresas chinas hicieron inversiones en más de 4.789 empresas de ultramar de 152 países y regiones entre enero y agosto, informó el Ministerio de Comercio en su sitio web.

La cifra representa que la caída se redujo en 2,5 puntos porcentuales con respecto al período enero-julio y la estructura de la inversión directa en el exterior siguió mejorando, según el portavoz del ministerio Gao Feng.

La inversión se dirigió principalmente a los sectores de arrendamiento y servicios comerciales, fabricación, venta al por mayor y al por menor, y tecnología informática.

Al tomar el gobierno medidas para frenar la inversión irracional, no hubo nuevos proyectos de inversión en el sector inmobiliario, los deportes y el entretenimiento, recalcó el portavoz.

Desde finales de 2016, el ministerio ha cooperado con otros departamentos para reforzar las inspecciones sobre la autenticidad y el cumplimiento de la normativa de inversión en el exterior para optimizar su estructura.

La inversión en los países incluidos en la Iniciativa de la Franja y la Ruta se situó en 8.550 millones de dólares, cifra que representa el 12,4 por ciento del total y supone un aumento de 4,3 puntos porcentuales con respecto al mismo período de 2016.