El Ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, advirtió la noche de este lunes que "Nadie tiene derecho a amenazar con represalias y expulsiones y tomarse la justicia en sus manos, al margen de la ley”.

La advertencia del funcionario se produce luego que grupos de dominicanos dieran un plazo de 24 horas, que vencería este martes, a las 10:00 de la mañana, a los haitianos residentes en Pedernales para que abandonen esa provincia, indignados por el asesinato de una pareja de hacendados el pasado 19 de febrero. 

Amarante Baret, en una escueta declaración escrita enviada a los medios de comunicación, informó que la Policía Nacional ha reforzado la seguridad en Pedernales con el envío de más agentes antidisturbios.

Lee también: Gobierno despliega contingente militar en la frontera con Haití

Agregó que el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront) del Ejército de República Dominicana (ERD) colaboran con la Policía al mantenimiento del orden público en la zona fronteriza de Pedernales. 

Agregó que las autoridades dominicanas están en contacto con las de Haití, a fin de que entreguen a un haitiano apresado, sospechoso de participar en la muerte de Julio Reyes Pérez y su esposa Neiba Féliz Urbáez, para someterlo a la justicia.

El apresado habría cometido el crimen junto a otros dos compañeros que trabajaban en la finca de los dos esposos asesinados, y que están prófugos.

El ministro de Interior y Policía aseguró en su declaración que la Policía Nacional mantiene el orden en Pedernales y la seguridad ha sido reforzada con el envío de más agentes antidisturbios y la presencia de más miembros del Ejército y del Cesfront. 

Este lunes, grupos de manifestantes se presentaron en la Procuraduría Fiscal y la Gobernación de Pedernales, a exigir que las autoridades gestionen la extradición del haitiano detenido en Haití, para que el doble crimen no quede impune.

Además, otros grupos utilizaron una camioneta y a través de altoparlantes advertían a los haitianos que abanadonaran a Pedernales, fijando como plazo hasta este martes a las 10 de la mañana, o que se abstuvieran a las consecuencias, generando una situación de tensión en esa zona fronteriza y preocupación en las autoridades del país.