La Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Boca Chica (Coraabo), instalará medidores en más de 100,000 hogares de esta localidad con lo que pretende reducir la pérdida y el desperdicio de agua potable, que considera muy alto en todo el municipio.

En un comunicado de prensa, la institución, explicó que se han instalado un total de 5,500 medidores de agua potable, lo que ha generado reducción significativa del consumo en los hogares y negocios instalados, y ha permitido aumentar de gran manera las recaudaciones en concepto de servicios a los usuarios.

Al tiempo, se ha lanzado una campaña de concientización a los usuarios sobre la importancia del agua, su uso y su ahorro, dijo el director ejecutivo de la entidad, Fermín Brito.

El director del acueducto de Boca Chica hace la planes para aumentar la micro-medición en todos los barrios y residenciales de esta localidad, para ofrecer servicio de agua potable con la calidad y garantía de salubridad con que cuenta en la actualidad.

Las brigadas de Coraabo trabajan a tiempo completo en los barrios, Sinaí, Santa Lucia, El Edén y Calle Cibao para controlar las pérdidas y aumentar las recaudaciones con la modalidad de facturación implementada por el departamento comercial de la institución.

"Hemos automatizado la facturación con una aplicación de Software instalada en los móviles, con un lector de código que registra el consumo por metros cúbico consumidos; esto garantiza que la gente acuda conforme a las estafetas de pago a pagar el servicio de agua potable", informó Brito.