Por: Jason Tavarez (programador y tecnólogo)

En más del 90 % de los casos, el término hacker es utilizado para referirse a un cibercriminal, cuando la realidad es completamente distinta.

El interés por encontrar vulnerabilidades en los sistemas informáticos se intensificó a mediados de los años 90 con la llegada del internet a la mayoría de los hogares de los países desarrollados, en ese entonces el movimiento Cracker alcanzó su punto máximo, y es aquí donde se genera el error.

  • Hacker: descubre vulnerabilidades en los sistemas informáticos, mediante herramientas desarrolladas por ellos o por la comunidad, para así corregirlos o reportarlos.
  • Cracker: utiliza técnicas y herramientas desarrolladas por los hackers con fines criminales o maliciosos.

De ahí que actualmente las universidades y entidades técnico profesional ofrecen la carrera Ethical Hacker o Hacker Ético, pues los hackers forman parte importante de nuestra seguridad y privacidad en línea, de hecho, la gran mayoría de los hackers no pertenece a una compañía u organización, sino que pertenece a la comunidad libre.


Una de las compañías que ha contribuido con el fin de la comunidad Cracker y el realce de la comunidad Hacker es Apple, esta compañía con origen en California logró un cambio radical en ambas comunidades. 

Uno de los hackeos más utilizados en el mundo es el Jailbreak, el cual altera el sistema operativo IOS de Apple para permitir un acceso total al dispositivo por parte del usuario. 

Desde su creación en el año 2007, las pérdidas han sido millonarias para diferentes industrias, entre ellas la de las aplicaciones, la compañía californiana reaccionó entablando una demanda penal en contra del Jailbreak, lo cual culminó en fracaso para esta, pues en el año 2015 una corte de los Estados Unidos declaró completamente legal el Jailbreak, en este momento se llegó a pensar que era la nueva era de este hack, pero la realidad fue completamente distinta. 


Este fue el final de esta tendencia, pues Apple reaccionó pagando miles e incluso millones de dólares a todo hacker que encontrara una vulnerabilidad en su sistema y que no la publicara para ser aprovechada por los crackers.

Hoy en día, la mayoría de las compañías tecnológicas pagan miles de millones de dólares a los hackers para mantenerse protegidos de personas mal intencionadas.

*****

Digital no se hace responsable ni se identifica con las opiniones que sus colaboradores expresan a través de los trabajos y artículos publicados. Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción total o parcial de cualquier información gráfica, audiovisual o escrita por cualquier medio sin que se otorguen los créditos correspondientes a Digital como fuente.