La actriz francesa Florence Darel, conocida por haber trabajado en los años noventa con Éric Rohmer o Claude Berri, denunció que el productor estadounidense Harvey Weinstein también tuvo un comportamiento inadecuado con ella.

La intérprete, de 49 años, cuenta en la edición de  del diario "Le Parisien" que coincidió con Weinstein por primera vez en 1994, en el preestreno en Nueva York de su película "Fausto", adquirida por su productora Miramax.

"No paró de llamarme para que me fuera con él después de la fiesta. Como dudaba de sus intenciones, le dije que era pareja del actor principal del filme, para que me dejara. La segunda vez, en París (...) hizo que llamaran a mis padres para decirles que quería verme", dijo.

Su agente le recomendó que fuera y se vieron en una suite del hotel Ritz: "Me dijo que me encontraba muy atractiva y que quería tener relaciones conmigo. Le dije que estaba muy enamorada de mi novio. Me respondió que no le importaba y me propuso ser su amante varios días al año. De esa forma, podríamos trabajar juntos".

Darel asegura que rechazó la oferta y criticó que los agentes manden a las actrices hacia esos "depredadores".

Su testimonio se suma al ofrecido en los últimos días por las también francesas Léa Seydoux ("Spectre", "La vie d'Adèle"), que dijo en "The Guardian" que intentó besarla; Emma de Caunes ("Mr. Bean's Holiday") o Judith Godrèche ("L'auberge espagnole").

De Caunes apuntó que en un encuentro con el productor en el Ritz este salió del baño completamente desnudo, y Godrèche dijo que le quitó el jersey después de que ella se negara a que le hiciera un masaje, tras lo cual consiguió escapar.

Weinstein estaba considerado uno de los productores más importantes de Hollywood, pero el escándalo en torno a él no ha dejado de crecer según crece el número de actrices y modelos que han denunciado haber sido víctimas de acoso sexual por su parte.

Otras actrices como Lea Seydoux, Emma de Caunes, Gwyneth Paltrow, Asia Argento, Ashley Judd, Cara Delevingne, Rosanna Arquette, Judith Godreche, Angelina Jolie y Rose McGowan han denunciado en los medidos de comunicación al productor de cine estadounidense Harvey Weinstein por acoso y abuso sexual.

La Academia de Hollywood calificó la conducta del productor Harvey Weinstein, envuelto en numerosos casos de acoso y abuso sexual, como "repugnante" y "abominable", según un comunicado reproducido el 11 de octubre de 2017.