El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este viernes un 0,78 % y cerró en 64,30 dólares el barril, de tal manera que acumuló su quinto día consecutivo de ganancias y se situó en su nivel más alto en más de tres años.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en febrero, los de más próximo vencimiento, subieron 0,50 dólares con respecto al cierre anterior. 

De esta forma, el petróleo de referencia en Estados Unidos sumó este viernes su quinto día consecutivo de ascensos y logró terminar otra vez más con ganancias semanales, acumulando ya cuatro semanas seguidas al alza.

Entre otros motivos, los analistas atribuyeron las subidas de hoy a un aumento en el número de pozos activos en Estados Unidos, que subió en 10 esta semana hasta alcanzar los 752, según datos de la firma privada Baker Hugues.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en febrero subieron 1 centavo y acabaron en 1,85 dólar