El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este lunes dos centavos y cerró en 56,76 dólares el barril, tras conocerse las últimas previsiones de la Organización de Países Exportadores de petróleo (OPEP).

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre, los de más próximo vencimiento, subieron 0,02 dólares respecto al cierre anterior. 

El petróleo de referencia en Estados Unidos cerró prácticamente igual que el viernes tras difundirse este lunes

en Vierna el informe mensual de la OPEP que confirma una caída en los inventarios y prevé una mayor demanda petrolera. 

El cártel calcula que tanto este año como el próximo la demanda aumentará en más de 1,5 millones de barriles diarios (mb/d), pero este año se reducen "de forma considerable" los inventarios, datos que muestran que el mercado "avanza hacia su reequilibrio".

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en el mes de diciembre bajaron casi 2 centavos hasta 1,79 dólares el galón, y los de gas natural para entrega en ese mismo mes bajaron 4 centavos hasta 3,17 dólares por cada mil pies cúbicos.