El presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), Tony Raful, reafirmó hoy miércoles su intención de preservar la democracia en Honduras instando a un reencuentro de las fuerzas sociales y políticas de la oposición y el Gobierno, como garantía "para la paz y la unidad de la nación".

"Honduras es parte esencial de los organismos colegiados y participativos de la región y ha jugado un papel estelar en favor de la integración de la región", dijo la entidad en un comunicado en el que hicieron un llamamiento a "reafirmar el espíritu democrático, la preservación del Estado pluralista y participativo".

El objetivo, agrega, es que "prevalezca la sensatez, la unidad nacional y la mayor transparencia del reciente ejercicio cívico del pueblo hondureño".

La reacción del Palacen surge ante la crisis desatada en Honduras por las denuncias de "fraude" en el recuento de las elecciones presidenciales del pasado 26 de noviembre, en las que fue reelegido el presidente, Juan Orlando Hernández, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

De acuerdo con el recuento oficial del TSE, Hernández ganó los comicios con 42,98 % de los votos frente al 41,39 % de Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, quien ha denunciado fraude en los comicios.

El organismo electoral hondureño, siguiendo la ley del país, todavía no ha declarado al nuevo presidente porque aún queda el proceso de impugnaciones.