La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó este martes al senador dominicano Félix Ramón Bautista Rosario por participar en actos de corrupción en relación a los esfuerzos de reconstrucción en Haití.

A través de un comunicado publicado en su web, indicó que OFAC también sancionó a  las entidades Constructora Hadom SA, Soluciones Eléctricas y Mecánicas Hadom S.R.L.; Seymeh Ingenieria SRL, Inmobiliaria Rofi SA y Constructora Rofi SA., propiedad o bajo el control de Bautista. 

Como resultado de estas acciones, la entidad explicó que cualquier propiedad o interés en las propiedades antes mencionadas dentro de la jurisdicción de EE. UU. están bloqueadas. Además, los estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones con Bautista, incluidas las entidades cuyo 50 por ciento o más sean de su propiedad.

"Estas acciones son parte de nuestra campaña continua para responsabilizar a funcionarios del Gobierno y otros actores involucrados en abusos de derechos humanos y actividades corruptas. El senador Bautista utilizó su posición para incurrir en corrupción, incluido el aprovechamiento de los esfuerzos humanitarios relacionados con la reconstrucción de Haití", dijo Sigal Mandelker, subsecretaria del Tesoro para el terrorismo y la inteligencia financiera.

Sostuvo que Estados Unidos seguirá utilizando la ley Magnitsky para garantizar que los agentes corruptos y los violadores de los derechos humanos no puedan usar su sistema financiero para respaldar sus "abominables actividades y explotar a los inocentes".

El comunicado indica que Bautista es un senador de la República Dominicana que ha sido implicado en actos importantes de corrupción tanto en la República Dominicana como en Haití, y que ha sido acusado públicamente de lavado de dinero y malversación de fondos. 

Según los informes, Bautista presuntamente habría participado en sobornos en relación con su posición como senador y en actos de corrupción en Haití, donde utilizó sus contactos para obtener contratos de obras públicas para ayudar a reconstruir ese país tras varios desastres naturales, incluido un caso en el que a una de sus compañías le pagaron más de $10 millones de dólares por un trabajo que no completó.