La directora general de Banca Solidaria, Maira Jiménez Pérez, afirmó este miércoles que esa entidad ha logrado liberar a mucha gente del luchro y el abuso de prestamistas usureros, que hacen negocios a costa de la pobreza y la miseria.

Destacó que la institucion presta a la más baja tasa de interés que pueda existir en el mercado, facilidad que permite a los microempresarios y emprendedores se zafen del “yugo” de los prestadores.  

“Los prestamistas usureros se aprovechan de las necesidades de los que menos pueden”, criticó.

Recordó la frase del papa Francisco: “Cuando una familia no tiene ni para comer, porque tiene que pagar el préstamo a los usureros, eso no es cristiano, es inhumano”.   

Jiménez Pérez habló durante una eucaristía en la Catedral Primada de América en ocasión del quinto aniversario de Banca Solidaria, que ofició el rpadre Nelson Clark Vásquez. 

La entidad fue creada por el presidente Danilo Medina y esa entidad financiera desempeña un rol esencialmente de fomento y desarrollo a las micro y pequeñas empresas.  

“Banca Solidaria es una institución eficiente y de alta rentabilidad social. Ofrece siempre la mano solidaria a aquellos que históricamente no han tenido acceso a la banca formal”, manifestó Jiménez Pérez.

Según afirmó, Banca Solidaria lleva progreso y bienestar a cientos de miles de mujeres y hombres con ideas e iniciativas emprendedoras. 

“Nos ocupamos de asistir financieramente a toda esa gente que le ha faltado el empuje necesario para el despegue. Es ahí donde entra la acción de Banca Solidaria, dándole el apoyo y la capacitación que les permita crear o desarrollar sus negocios. Mejorando la económica familiar, la del barrio y por ende, aportando al desarrollo y crecimiento económico del país”, proclamó Maira Jiménez Pérez.