La Comisión Juvenil para el Desarrollo de Cancino Adentro (Cojudeca) denunció que muchos niños y adolescentes quedarán fuera de las aulas durante el año escolar 2017-2018.

A través de un comunicado, Cojudeca indicó que en el sector de Santo Domingo Este solo hay una escuela básica de 24 aulas con una sobre población estudiantil que sobrepasa los 45 estudiantes por sala.

Agregó que otro problema es que muchos estudiantes que terminan el octavo grado desertan porque no cuentan con un liceo y carecen de recursos económicos para trasladarse a otro centro educativo privado o apartado del sector.

Darwin Feliz Matos, presidente Cojudeca, deploró que pese a que se dirigieron en varias ocasiones al Ministerio de Educación (Minerd) tratando de buscar una solución a esta problemática, ha sido imposible porque muchas veces ni los reciben.

Agregó que no entiende por qué la escuela Santiago Hirujo Sosa no ha sido concluida, si fue la primera iniciada por el presidente Danilo Medina para la jornada de tanda extendida.

“Esa obra la iniciaron a inicios de 2014 y seis meses después la paralizaron porque no le depositaron más dinero al ingeniero encargado de la misma, desde entonces está paralizada y en el abandono” precisó Feliz Matos.


La escuela abandonada está ubicada en la calle Presidente Antonio Guzmán, entrando por el cruce Come y Bebe de la Charles de Gaulle. 

La calle que da acceso a la obra está llena de hoyos y convertida prácticamente en una cañad, por donde corre el agua que desperdician las tuberías rotas en el barrio. Pidieron que esta problemática también sea resuelta.

Recientemente, alumnos, padres y maestros de la escuela marcharon y se concentraron frente a la nueva edificación paralizadas tras definir como inhumano la forma como los escolares reciben el pan de la enseñanza.

Muchas madres que estuvieron en la manifestación presentaron los documentos de sus hijos, los cuales se quedaron fuera de las aulas este año porque las escuelas del sector se llenaron y no pudieron inscribirlos.

Aseguraron que mandar a estudiar a los niños a otros sectores implica un gasto de entre 150 y 200 pesos diarios, que dicen no pueden pagar.

Los centros educativos que quedan más próximos  a Cancino Adentro están ubicados en los sectores de Invivienda y Sabana Perdida.

Liceo sin concluir

Otros de los reclamos de los comunitarios de Cancino Adentro es el liceo que se construye allí, el que aseguran lleva varios años en construcción y por lo que describieron no estará listo para este año escolar.

En ese sentido, declararon que cuando los jóvenes llegan al nivel medio, la mayoría no sigue estudiando porque sus familias no tienen recursos para enviarlos a centros educativos fuera del sector debido a los costos que esto produce.


Darwin Feliz Matos lamentó que aunque el centro educativo está en su fase de terminación no estará listo para el siguiente año escolar que ha solo días arranca.

El joven dirigente comunitario fustigó que pese a que han tratado de comunicarse con el ingeniero Prospero Jourdain Elsevi, encargado de la obra, este se rehusado hablar con los comunitarios. 

Otras necesidades

Además de la falta de escuelas y liceo en Cancino Adentro necesitan el asfaltado de sus calles, así como el saneamiento de la cañada Apocalipsis que produce muchos mosquitos y ratas, así  como Centros de Formación Técnico Profesional y lugares de sano esparcimiento para los jóvenes como canchas de baloncesto y  campo de béisbol.