El presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, manifestó este martes que parte del proyecto de nación de los dominicanos consiste en tener fronteras propias, seguras y estables, por lo que en este 2018 se van redoblar los esfuerzos de los últimos años.

“Los dominicanos tenemos nuestro propio proyecto de nación, que no es ni mejor ni peor que el de otros, pero es el nuestro, lo tenemos muy claro y nuestra responsabilidad es fortalecerlo y trabajar por él”, dijo durante su discurso de rendición de cuentas que tuvo lugar en la Asamblea Nacional.

Sostuvo que es necesario tener claro donde empieza una casa y termina otra, pues la la finalidad es proteger a la gente, el patrimonio, pero sobre todo proteger el territorio: "Entendemos que, para ser buenos vecinos, para respetarse y aún para colaborar, es necesario también tener claro donde empieza una casa y termina otra”.   

Indicó que se coordinará a todas las instituciones que trabajan en la frontera (brigadas del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, Cesfront y la Dirección General de Migración) para que hagan valer la ley dominicana en la frontera. Además, próximamente se adicionarán en la frontera 900 soldados a las fuerzas de seguridad.

“Con esta cifra duplicaremos las fuerzas en nuestra frontera, sobre todo teniendo en cuenta que estos efectivos han sido especialmente formados en la academia, y que estarán sujetos a medidas estandarizadas para evitar cualquier mala práctica”, manifestó.


El jefe de Estado explicó que la misión de los efectivos será vigilar todos los cruces formales e informales que comunican ambos países, en cada punto de revisión, en cada control de carreteras, en los mercados binacionales y en los caminos vecinales. 

También serán sumados, en lo inmediato, 50 nuevos vehículos militares todoterreno, así como tres helicópteros y 40 vehículos más en mes de mayo: “De la misma forma, incrementaremos el patrullaje costero en la zona comprendida entre Manzanillo y Puerto Plata, así como en Pedernales y Barahona. Reforzaremos puntos por donde fluye el mayor número de personas, como Azua y Jicomé”.

Drones

Aseguró que la tecnología será de gran utilidad: "Una flotilla de drones será desplegada en la frontera, para cuyo manejo se ha capacitado a 30 oficiales. De hecho, ya hace dos meses que esos drones están realizando misiones de identificación de los puntos más vulnerables y han demostrado su gran efectividad”. 

Señaló que junto a esos drones, se instalará un amplio y moderno sistema de video vigilancia que contará con la misma tecnología que el centro de control del 911 y dependerá directamente del Ministro de Defensa: "Esto permitirá mantener un monitoreo constante y atajar así cualquier conducta indebida. Así no solo combatiremos el tráfico ilícito, sino también las malas prácticas y la corrupción que tanto debilitan nuestro accionar en la frontera”.

El presidente de la República dispuso, además, el reforzamiento de los recursos de la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas para combatir toda infiltración del narcotráfico: "No lo duden, nuestros espacios marítimos, nuestros puertos y aeropuertos y nuestra frontera por tierra, nunca van a haber estado tan seguros como a partir de ahora”. 

Expresó que aseguró que seguirán trabajando para que la zona de la frontera sea una zona de oportunidades para los dominicanos que viven en ella, de forma que no se vean forzados a buscar salidas en la capital o en otros lugares. 

“Vamos a seguir fomentando el empleo, la producción y el arraigo de nuestra gente, empezando por el fomento a proyectos asociativos y el apoyo de instituciones que han demostrado su éxito en otras zonas del país, como Banca Solidaria”, dijo.
 
Soberanía

Danilo puntualizó que las fronteras dominicanas están reguladas por las mismas leyes que establecen todos los demás países, con total transparencia y respeto a los tratados internacionales, pero con total soberanía e independencia. 

“Somos, históricamente, un pueblo abierto. Ganamos mucho del intercambio de bienes, de personas, de ideas, y eso no va cambiar. Somos un país tanto emisor como receptor de migrantes. Lo hemos sido siempre y eso tampoco va a cambiar. “Al inmigrante que cumple la ley, le damos la bienvenida.Al empresario que contrata dominicanos o inmigrantes legales, lo aplaudimos”, añadió el Gobernante al tiempo que exhortó a respetar los derechos de hombres y mujeres que formalizaron su situación y hoy trabajan honradamente.
 
Sin embargo, advirtió que incumplir la ley no es permisible, no lo es para nadie, ni para el que quiere entrar de forma ilegal, ni para el que se aprovecha de esa necesidad para hacer negocios, o para contratar manos de obra barata: “En esto no podemos mantener un doble discurso a conveniencia. No es coherente exigir rigor, por un lado, mientras queremos saltarnos la ley por otro”.


 
Dijo que no se puede aspirar a tener fronteras impermeables y ordenadas si al mismo tiempo alimentamos una demanda de mano de obra irregular en sectores como la agricultura, la construcción o en nuestros propios hogares.
 
“Debemos ser consecuentes, sin dobles discursos y sin excusas; porque somos una nación soberana y un país de leyes, tanto en el exterior como en el interior. Y tenemos la obligación de demostrar que esa soberanía y esas leyes se cumplen”, concluyó.

Fotos: Kelvin de la Cruz