La poesía es tal vez el género literario menos comprendido, y en cierta medida su incomprensión se debe a falta de conocimiento. Si eres de esos que no se atreve a leer poesía, la editorial Funglode te invita a descubrir esta expresión del arte a través de los siguientes libros de autores dominicanos.

  • Santuarios


Autor: José Frank Rosario

Se trata de un conjunto de textos de texturas nostálgicas, cotidianos, contemplativos, bien logrados, en términos comunicacionales y estéticos, donde su autor, hace uso de un depurado manejo de los recursos del lenguaje poético, evidente en un vocabulario rico, aunque no extravagante.

  • Anversos


Autor: César Zapata

El poeta, una de las voces fundamentales de la generación de los ochenta en la poesía dominicana, siembra en Anversos una voz que tiene ya raíces y un canto que hace rato sentó sus reales en el ancho terreno del ejercicio poético en Santo Domingo.

  • Presas de la inmediatez


Autor: Nan Chevalier

El libro se encuentra dividido en dos secciones que mantienen una serie de vasos comunicantes. En la primera, titulada Círculos, llena de evocaciones y nostalgias, el poeta propone regresar Ítaca es decir, a la persona que fue, sabiendo de antemano que dicho país están extraviado entre las nieblas de su memoria. La segunda, Presas de la inmediatez, aborda el instante y lo efímero de la vida moderna.

A la pregunta de si es posible cantar el amor en la época del Internet, Chevalier responde con estos versos cargados de erotismo y donde hasta la musa posee una webcam. Con un lenguaje preciso, depurado y lleno de referencias, Presas de la inmediatez es un libro importante para conocer los aspectos más versátiles e ingeniosos.

  • Sumer (poética de los números)

Autor: Virgilio López Azuán

Este poemario recoge los orígenes y herencias de la humanidad. Es una obra producto del ejercicio de imaginación, diversidad y coherencia, aliento cosmogónico y el despliegue de saberes y sentires, así como los riesgos formales que asume.

  • Urbania

Autor: Luis Reynaldo Pérez

Este poeta surge en el escenario de la poesía dominicana con una voz donde parecen encontrarse los torrentes de esa poética y las alas de la memoria cotidiana.

Este libro afirma la calidad de este poeta que, en poco tiempo, ha ido creando su espacio en la ciudad de sus relámpagos: como tallerista literario, como fundador de colectivos poéticos, y como editor online de una revista de poesía.