La campaña de vacunación contra el ébola en República Democrática del Congo (RDC) estará destinada no solo a los contactos de las personas sospechosas de haber contraído el virus, sino también al personal médico y a los expertos epidemiólogos.

De esta forma se pretende evitar que las personas que prestan "los primeros auxilios" se contagien y sean a su vez foco de infección, según explicó en rueda de prensa Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los trabajadores sanitarios fueron uno de los principales focos de infección en la peor pandemia de ébola hasta la fecha, la que ocurrió entre 2014 y 2016 en Guinea Conarky, Liberia y Sierra Leona y que causó 28 mil infectados y más de 11 mil muertes.

Hasta la fecha, en este nuevo foco en RDC se contabilizaron 41 casos de los cuales dos fueron confirmados en laboratorio, 20 probables, 19 sospechosos.

El hecho de que solo dos se confirmaron en laboratorio responde a que en la zona donde surgió el brote, Bikoro (noroeste del país), es un lugar remoto a 280 kilómetros de la capital de la provincia de Ecuador con una infraestructura muy pobre y un acceso complicado, y no cuenta con un laboratorio propio, y las muestras deben enviarse a Kinshasa.

Además, muchos de los casos sospechosos murieron y están enterrados.

La OMS pretende instalar esta misma semana un laboratorio ambulante en la zona del foco para poder moverlo por la región en función de las necesidades.

La campaña de vacunación también debe comenzar a finales de esta semana o principios de la próxima, y ya se están instalando esta semana los materiales para poder mantener la cadena de frío, dado que la vacuna debe mantenerse a una temperatura de entre -60 y -80 grados centígrados.

El Gobierno congoleño validó el pasado final de semana la vacuna, Vsv EBOV, que aún no tiene licencia oficial, a pesar de que se llevaron a cabo pruebas piloto en Guinea Conakry.

Jasarevic dijo que hasta la fecha se identificaron 480 contactos de casos sospechosos, pero que hay equipos de epidemiólogos sobre el terreno que siguen identificando más personas como sospechosas de haber estado en contacto con el letal virus.

Por su parte, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informó de que está llevando a cabo campañas de concienciación sobre los riesgos del ébola en las zonas fronterizas del país y especialmente en los pasos fluviales que comparten RDC con la República del Congo y con República centroafricana.

Foto: Efe