El director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, confirmó ayer lunes que los cambios en las direcciones de las principales maternidades de Santo Domingo forman parte de las acciones para reducir la mortalidad materno-infantil.

Al ser cuestionado sobre los movimientos en las maternidades La Altagracia, San Lorenzo de Los Mina, el hospital de la Mujer y el Infantil de Bocha Chica, el incumbente corroboró, en un comunicado, que tienen que ver con esa prioridad en materia de salud “que es bajar ese tipo de indicadores”.

Explicó que los nuevos directores son profesionales con vasto conocimiento en los factores que intervienen en la mortalidad “evitables” y agregó que incluso se desempeñaron como supervisores regionales de los residentes supervisores que el SNS mantiene en cada una de las maternidades.

Añadió que la institución que dirige busca intervenir oportunamente en la morbilidad extrema y que cada situación de pacientes de alto riesgo pueda discutirse a tiempo con el equipo que trabaja en cada una de esas maternidades y decidir qué conducta asumir y darle seguimiento apropiado.

“Entendemos que estas acciones van a redundar en beneficio de la reducción de la muerte materna pero evidentemente que no es solo eso, sino que tenemos que mejorar en sentido general la calidad de la atención”, aseguró Rodríguez Monegro.

El galeno entiende que la muerte materna tiene mucho que ver con la situación socioeconómica, nivel educativo, calidad de la atención prenatal: "Ese seguimiento y detección temprana de factores de riesgo y tomar las correcciones en el momento del alumbramiento que es parte de la culminación de un proceso que tiene que llevar un seguimiento para que concluya exitosamente".

Rodríguez Monegro, habló en el marco del tercer encuentro de seguimiento a los acuerdos con el doctor Wilson Roa, presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD).

Indicó que se trató de una reunión rutinaria para inventariar situaciones y buscar soluciones. Se acordó hacer el completivo para los médicos pendientes, vieron algunos casos de médicos particulares y se pusieron de acuerdo en la mayoría.

Foto: Kelvin de la Cruz