El ministro de Agricultura, Osmar Benítez, afirmó ayer martes que el presidente Danilo Medina decidió promover el encadenamiento productivo que integrará a productores de frutas dominicanas y empresas procesadoras de pulpas, a fin de que abastezcan los programas de alimentación escolar, Comedores Económicos, Plan Social, Fuerzas Armadas y hospitales.

El funcionario explicó que dichos programas son parte de un mercado creado por el Gobierno que se aproxima a los 30.000 millones de pesos y a los cuales tendrán acceso estos pequeños productores y empresarios.

Benítez hizo el señalamiento durante una reunión que sostuvo junto al administrador del Banco Agrícola, Carlos Segura Foster, y el director del Instituto de Bienestar Estudiantil, René Jáquez, con un grupo de empresas y productores del clúster de frutas, en el salón de reuniones del Ministerio de Agricultura.

Los productores y procesadores presentaron un proyecto de sustitución de pulpas importadas por pulpas de frutas dominicanas para consumo en el Programa de Alimentación Escolar del Gobierno.

Al intervenir en el encuentro, Benítez dijo que se trata de una decisión de Medina, que permitirá a empresas y agricultores locales, crear un encadenamiento productivo que permita que el pequeño productor de frutas pueda "transformar su materia prima y terminar como una fuente de abastecimiento de los programas de alimentación escolar" utilizando rubros de producción nacional.

Sostuvo que si en esa inversión social se incluyen "los otros programas de Comedores Económicos, Plan Social de la Presidencia, alimentación de las Fuerzas Armadas y alimentación en los hospitales", los pequeños productores, y muy particularmente los fruticultores y procesadores de pulpas dominicanas, se beneficiarían de un mercado cautivo que "se aproxima a los 30.000 millones de pesos".