El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) Federico “Quique” Antún Batlle dijo en la mañana de este viernes que esta es una sociedad llena de hipocresía y está dispuesto a cualquier cosa.

Al participar en el programa radial El Gobierno de la Mañana manifestó que se ha limitado a decir muchas cosas para darle la oportunidad a los que tienen que actuar lo hagan conforme a la ley.

Hace estas declaraciones a propósito de las sentencias emitidas por el Tribunal Superior Electoral (TSE) en la que suprime el Consejo Disciplinario de esa entidad política, anulando todas sus decisiones y ordenando la reintegración de exdirigentes.

“Rotundamente rechazo estos fallos y lo que se ha hecho solo muestra  la incapacidad de llevar una asamble  correctamente”, dijo.

Explica que con estos fallos el TSE reintegra al PRSC a funcionarios actuales del gobierno “que no acataron las decisiones soberanas de la Asamblea Nacional del partido, válidamente convocada y regularmente realizada, y que definió una línea política opositora de no ir aliados al PLD en el pasado proceso electoral, y que por tanto, esas decisiones eran de obligatorio acatamiento para todos los miembros del partido”.

Acusó a un sector del gobierno que está dentro de este proceso, los mismos que acusa de coartar los espacios democráticos y la  participación en distintas esferas de la sociedad.  

“De igual manera, el TSE anula la Asamblea Nacional Extraordinaria que, regularmente constituida con la asistencia y aprobación de la mayoría de los delegados presentes, modificó el Estatuto del partido e introdujo algunos cambios en los órganos de dirección”, dijo.

Aseguró que con estos fallos, el TSE pretende entregar el Partido Reformista Social Cristiano a un sector del PLD y a los funcionarios de origen reformistas que hoy ocupan posiciones en el gobierno.