El vicepresidente de La Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, afirmó este domingo que la reelección presidencial de Danilo Medina creó problemas institucionales serios.

Castillo indicó que la crisis política partidaria en la República Dominicana comenzó en 2002 cuando el expresidente Hipólito Mejía, tratando de continuar en el poder, habilitó la reforma constitucional.

"Los sistemas siempre tienen crisis, pero esta particularmente empezó ahí... eso ha traído un año muy difícil en términos políticos institucionales", apuntó el excandidato presidencial.

Aseguró que los partidos de oposición le solicitaron a Medina que, en atención a la situación de deterioro institucional, convocara a una gran discusión para hacer efectivos los mandatos constitucionales.

"Hasta ahora, al cumplir el año, no vemos todavía una voluntad firme del partido que tiene más responsabilidad", reveló durante su participación en Los Sabios en la Z.

"Tenemos que estar claro en una cosa, ellos no pueden pretender retener el poder sobre la base de explotar debilidades de la oposición porque eso no es democrático", aseguró.

Foto: Geison Tavarez