El comentarista de El Gobierno de la Tarde, Domingo Páez, manifestó este martes que la libertad del empresario del transporte Arsenio Quevedo y el exregidor Erickson de los Santos, acusados del asesinato de varios choferes, es una decisión que debe avergonzar a la justicia dominicana. 

“Se pone en libertad a los acusados de crímenes horribles y que muchas personas en República Dominicana, ya sea porque tengan conocimiento primario de su accionar o por convicciones, derivadas de todo lo que se ha informado... creen que son culpables”, señaló.

Manifestó que a estos hombres, que han contado con la protección política por muchos años del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), acusados de operar una red de sicariato que dio muerte comprobadas a por lo menos cinco choferes,  el tribunal los descarga atribuyéndole al Ministerio Público insuficiencia en las pruebas que presentó. 

Invitó a ver si realmente el MP se cuidó de no presentar pruebas suficientes para que los jueces tuvieran que descargarlo o no importó que los fiscales presentaran pruebas contundentes en el caso.  

“En cualquiera de los casos se levanta una torre de vergüenza para la justicia dominicana que viene a abonar abundantemente a la impunidad que garantiza el desorden migratorio… y que gente responsable de crímenes horrendos, pueda disfrutar de libertad”, afirmó Páez. 

Advirtió que la sociedad dominicana está caminando por un peligroso sendero y parece no preocuparle a nadie que la justicia ponga en libertad por dinero o por influencia política a los peores criminales que pueda generar el país. 

“De tal suerte, que por ejemplo, a Awilda González la están acusando y propiciando su destitución porque le atribuyen haber recibido soborno de Erickson de los Santos para gestionar su libertad, y esa misma justicia lo está declarando no culpable… ¿Por dónde vamos? ¡A Dios que reparta suerte!