El historiador Andrés L. Mateo advirtió este martes que la campaña de odio que se disfraza de nacionalismo en la República Dominicana, es un caldo de cultivo que puede propiciar un derramamiento de sangre de grandes proporciones en el país. 

Mateo reflexionó sobre la amenaza hecha por ciudadanos de la provincia de Pedernales de sacar por la fuerza a los haitianos que habitan en esa demarcación del país, al tiempo de señalar que la historia no es muda, debido a los acontecimientos alrededor de este sentimiento nacionalista, pues históricamente las manipulaciones han sido groseras y catastróficas.

Expuso que en esa desgracia de sentimiento nacionalista también se inscriben en las estrategias mediáticas y en la instrumentalización que súbitamente el tema haitiano parece darle una sustentación de construir una imagen diferente del gobierno, particularmente al presidente Danilo Medina, a quien se le ha señalado como culpable del incremento de la inmigración ilegal en la República Dominicana.   

Mateo, durante su comentario en el programa El Gobierno de la Tarde, sostuvo que la realidad es que el país está inmensa en una campaña destinada a propagar el odio, al precisar que en las redes sociales donde se publican múltiples montajes de situaciones que no son reales.

El catedrático dijo que la solución al problema migratorio no es incentivar el odio ni agitar el fervor nacionalista contra los haitianos que entran al país.

Foto y audio: Kelvin de la Cruz