El comentarista de El Gobierno de la Tarde, Rafael (Fafa) Taveras, dijo que la justicia sigue siendo el primer elemento que más ha promovido la atención porque quien no quiera ver su degradación es beneficiario de la corrupción o un agente a su servicio.

Señaló que nadie puede alegar ignorancia porque un país sin justicia es una selva donde impera la ley del más fuerte o la del más perverso, que es la antesala del caos.

“Quiero decirles entonces, que aquí no hay otra salida. Nos entendemos para resolver este desorden generalizado que ya no puede ocultarse o nos vamos a devorar porque los pueblos están en ese proceso”, señaló.

Reiteró su llamado a que hay que organizar todos los distritos, municipios y provincias, para que se reúnan las demandas de esas zonas.

“Organícense. Levanten las demandas de su comunidad y junto a eso sumen su voz junto a la crítica contra la corrupción y la impunidad para iniciar un camino que nos permita recuperarlo”, sugirió el comentarista.

Explicó que si no se mueve la gente de esa comunidad para poner en primer plano la lucha, sería posible hacer una coordinación en cada pueblo donde se recojan las demandas que permitan reunir la voluntad de cada provincia.

Manifestó que este país no tiene arreglo con medidas particulares, y que la situación que se vive  llevará al desastre, a una conmoción o bancarrota.

“Y desde ese punto de vista quiero que la gente entienda que estamos obligados a tomar esto en serio. Yo quiero por eso, reiterar que no tengo ninguna duda que la encrucijada en que está esta nación es insólita y sin precedente, porque cada dia hay evidencia de que esto no es un país, es una zona franca como nación de los que mandan”, expresó Fafa.

Dijo que hay que ser “un descarado” para ignorar lo que está pasando, o hay que ser una persona que está sacando beneficio a este desorden y por lo tanto, no le importa lo que está pasando.

“He estado reiterando que los vínculos de familia, de clase y hasta de país, están profundamente deteriorándose porque lo que crece es el interés personal. Ahora, si somos indiferentes al proceso, no podremos quejarnos mañana”, advirtió.

“La gente que está en el gobierno sabe que es un riesgo para ellos quedar sin la protección del poder. Ahora, el nivel de conciencia de la gente, gracias a la democratización de los medios, ahora es superior… ahora la gente sabe que esto no es un invento ni una agitación, sino un reflejo de lo que viven”, dijo finalmente.