El comentarista del programa El Gobierno de la Tarde Rafael (Fafa) Taveras destacó este viernes que la toma de "La Bastilla" en Francia abrió las puertas para que se comenzara a rechazar la supremacía impuesta por la tradición de que los reyes y las iglesias eran los jefes del mundo.

Aseguró que aquella acción desencadenó la irrupción de las masas de París en las calles y su incorporación a un proceso que tomó una alta velocidad de cambios sobre los derecho de los ciudadanos.

Fafa Taveras aconsejó a las personas que poseen el poder en el país, y  que se creen inmunes, a mirar en el acontecimiento de la toma de "La Bastilla": "El hecho es que la gente se hartó y terminó movilizándose, de forma tal que algunos reyes y cura terminaron guillotinados".

Al ponderar las opiniones de los demás integrantes de El Gobierno de la Tarde, señaló que en las intervenciones hechas demuestran un reflejo de la realidad que vive Republica Dominicana sobre un punto de vista o un aspecto.

En ese sentido,  Fafa aseguró que esas opiniones, vistas de manera conjuntas las intervenciones, se da cuenta que el país está en una descomposición: “No hay un solo aspecto que uno pueda decir que lo acepta de la vida política dominicana”

Recordó que el pueblo era el vasallo, pero que una situación como esa, una vieja batalla de decenas de años contra la monarquía y las restricciones en la que vivían los franceses: “Ese 14 de julio la gente de París estalló en forma tal que fue a ese símbolos de la opresión, que era la cárcel de La Bastilla, que estaba reduciendo sus funciones, porque eran siete detenidos en el lugar, pero que había decenas de fusiles”.

Al sustentar su comentario, explicó que esa acción de tomar "La Bastilla" se convirtió en el punto de partida de la Revolución Francesa, que comenzó echando abajo los elementos fundamentales  de la larga opresión y la monarquía,  que en forma tal,  concluyó con el rey de la época y su mujer guillotinados.

Fafa explicó que esa revuelta abrió los caminos de la rotura contra toda esa herencia de sometimiento que vivía el pueblo,  teniendo encima la jerarquía de esa monarquía y la fuerza espiritual del peor de los reyes que se vendía, que era la religión.

Dijo que recordó la fecha, por las enciclopedias, pues en todo el tiempo de la ilustración había sido un esfuerzo de crítica y un resumen de todas las visiones más modernas en rechazo a todas las herencias del poder.

Editor de audio: Geison Tavárez