“Quiero decirle a Danilo Medina que no creo que sea posible que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y la oposición acepte que el Gobierno imponga sin consenso los puntos de vistas pendientes en las leyes Electoral y de Partidos”, fue el planteamiento este martes de Rafael (Fafa) Taveras, advirtiendo al Gobierno que debe haber consenso.

Dijo que quien acepte “esa imposición” de primarias simultáneas y padrón abierto, es un colaborador consciente del relajo de la organización de la impunidad y de la práctica de legalizar la corrupción”.

“Él dice que es mejor, la de una convención abierta manejada con el padrón de la JCE simultánea, y eso es lo que han estado criticando los partidos de la oposición, comenzando por el PRM, el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y otros, quienes rechazan que se pueda hacer en una jornada las primarias conjuntas con un listado abierto”, precisó Fafa.

Advirtió que todos los partidos y la gente que tiene racionalidad sabe que los dirigentes y candidatos deben ser elegidos por su mismo partido, señalando que con eso el Gobierno no quiere transparencia ni comprometerse con nada que le ate las manos.

Manifestó que el PRM y la oposición deben dejar claro, que si no hay en esas dos leyes consenso completo no es verdad que pueda asegurarse ir a las elecciones y advirtió que “el que vaya es un bandido”.  

“Está en juego la paz pública porque no es verdad que con esta indignación que hay con la corrupción…  y la práctica del Gobierno ha sido usar su mayoría para burlarse de todo el mundo. La ley Electoral y de Partidos no puede ser impuesta”, reiteró.

Señaló que aunque las discusiones se han centrado en los Tucanos y Odebrecht, ahora se discuten la ley de Partidos y la Electoral, y que teniendo de fondo esta realidad de las evidencias de la corrupción, el Estado lo que evidencia es que entretiene con referencias o acusaciones, es decir, “la impunidad se impone”.

Manifestó que el presidente de la República expresó una opinión contraria en el manejo del evento donde se establecen la selección de los candidatos de los partidos.