El consorcio de supermercados Carrefour aclaró este viernes que las fundas de harina halladas en góndolas de su establecimiento no fueron suplidos por funcionarios o empleados del Plan Social de la Presidencia, sino por la empresa proveedora Comercializadora Melo. 

El gerente de operaciones de Carrefour, Gerardo García, explicó vía telefónica al programa “En La Mira”, de Fidelity 94.1 FM, que producen las periodistas Edith Febles y Amelia Deschamps, que las fundas aparecieron dentro de los paquetes que adquirieron en oferta de la referida suplidora. 

Precisó que el supermercado adquirió 6,400 unidades de harina de la marca Espiga Real que distribuye Comercializadora Melo y dentro de los paquetes de cinco unidades les llegaron fundas identificadas con el nombre del Plan Social de la Presidencia, por lo que no pudieron percatarse. 

Sostuvo que tan pronto Pro Consumidor detectó la presencia del producto que debería ser distribuido entre las raciones que da el Estado a personas necesitadas, se comunicó con los ejecutivos de Comercializadora Melo y de inmediato se dispuso romper el contrato con esa empresa.

Expresó que presentaron sus facturas a Pro Consumidor, al tiempo que defendió la rigurosidad con que Carrefour realiza sus operaciones, ya que no compra a proveedores particulares, sino a los que tienen registrados, que operan legalmente y cuentan con un Registro Nacional de Contribuyentes.  

Pro Consumidor investigó denuncias sobre la venta en el comercio de productos que son distribuidos gratuitamente por el Gobierno, a través del Plan Social de la Presidencia, pero que eran suplidos a comerciantes por una mafia.

El caso fue denunciado ante la Procuraduría Fiscal de la provincia Santo Domingo que ordenó la detención de dos funcionarios del Plan Social de la Presidencia, de otros empleados y varios comerciantes, acusados de la acción fraudulenta.

Editor de audios: Jason Tavarez