El administrador general de Punta Catalina, Jaime Aristy Escuder, aseguró que las lluvias y los vientos del huracán Irma no afectaron la central termoeléctrica que está siendo construida en Peravia.

Aristy Escuder, durante una rueda de prensa en las instalaciones de la obra en construcción, dijo que la misma sigue operando a "plena capacidad". Además, afirmó que no hubo atrasos.

"Las lluvias lo único que provocaron fue acumulación de agua en la parte baja de la construcción, no en la parte de la planta. La planta en ningún momento sufrió ningún tipo de acumulación de agua", reiteró.

El funcionario explicó que como la central termoeléctrica todavía está en construcción, se acumula "un poco de agua" en la parte baja, pero que una vez concluida la obra, ésta constará con un sistema de drenaje donde el agua irá a una planta de tratamiento industrial para luego ser depositada al mar ya tratada.

"Punta Catalina es una planta a carbón que cumple con los estándares más exigentes de medio ambiente a nivel mundial, tanto en el control de los equipos de aire así también en materia de tratamiento de aguas industriales", añadió.

Aristy Escuder aseveró que la construcción de la central termoeléctrica toma en consideración el hecho de ser construida en una isla que está en el trayecto de los huracanes y que cuenta con elementos para ser protegida por los vientos huracanados.

Foto: Kelvin de la Cruz