Las declaraciones realizadas el viernes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre que no descarta una posible "opción militar" para Venezuela, "son absolutamente irresponsables y peligrosas" y "ratifican que su política es injerencista y militarista", advirtió este domingo el experto argentino Leandro Morgenfeld.

En una entrevista con Xinhua, el historiador detalló que "las declaraciones de Trump en primer lugar son absolutamente irresponsables y peligrosas, ratifican lo que venimos diciendo, que la política de Trump es una política absolutamente injerencista y militarista".

Para el coordinador del grupo de trabajo "Estudios sobre Estados Unidos" del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), "la amenaza del eventual uso por primera vez en la historia de fuerzas militares en América del Sur ratifica que Estados Unidos está apostando al derrocamiento del gobierno constitucional en Venezuela".

"Es una amenaza que a mi juicio requiere una respuesta inmediata de todos los países de la región, más allá de los distintos alineamientos políticos e ideológicos, de las distintas consideraciones que puedan tener estos gobiernos en relación al gobierno venezolano de Nicolás Maduro", sostuvo el analista argentino.

En esa línea, dijo que "la mera amenaza del uso de fuerzas para una intervención militar directa en Venezuela sería un antecedente peligrosísimo, gravísimo, y marcaría un nuevo hito en las relaciones entre América Latina y Estados Unidos".

"Es fundamental que los organismos regionales como la Unasur, como la Celac, se reúnan de inmediato y se pronuncien repudiando esta amenaza del gobierno de Donald Trump. Más, en un momento donde el gobierno venezolano llamó a elecciones y buena parte de la oposición aceptó formar parte de las elecciones regionales que se harán en los próximos meses, lo que permitió bajar la escalada de violencia y de conflicto en Venezuela", instó.

Para el experto argentino, "en un momento en que (la situación política) se está empezando a estabilizar, Trump demuestra que defiende los intereses de los sectores más duros del Pentágono y de los servicios de inteligencia, que apuestan a una guerra civil en Venezuela, hasta transformar a América Latina, o a Venezuela y a sus vecinos en una situación similar a la que vive hoy Siria y a la que vivió en su momento Libia o Irak".

"Es algo muy grave para la región, esperemos que los gobiernos de la región tengan una respuesta unánime repudiando este injerencismo desembozado y público que ha planteado el gobierno de Donald Trump", concluyó Morgenfeld.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha aplicado sanciones al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y otros 21 altos funcionarios venezolanos, incluyendo a los máximos representantes de los cinco poderes públicos, un hecho inédito en la historia de relaciones entre Caracas y Washington.

Tras las declaraciones de Trump, el Pentágono negó el viernes haber recibido órdenes de la Casa Blanca referentes a Venezuela.