El dirigente político Luis Abinader declaró su esperanza de que el año 2018 afiance la voluntad del pueblo dominicano de procurar soluciones colectivas para afrontar los grandes retos pendientes y revertir la inequidad social.

Adujo que esa inequidad sigue prevaleciendo en el país a pesar del sostenido crecimiento macroeconómico de las últimas décadas. 

En un mensaje con motivo del nuevo año, el economista y líder político convocó a la sociedad y al liderazgo nacional a trabajar con sentido de comunidad no sólo para impulsar un cambio estructural, que propicie mayores oportunidades para todos, sino también un cambio de actitud para superar la tendencia  a la búsqueda de  soluciones individuales.

A su juicio, ese individualismo ha frenado el desarrollo integral de la República Dominicana. 

Indicó que los informes del Banco Mundial y otras reconocidas instituciones revelan que el país ha logrado mantener una de las más elevadas tasa de crecimiento en la región, sin que ese proceso se refleje proporcionalmente en una mejoría en la calidad de vida de los sectores pobres. 

Consideró que crece la brecha entre los pocos que tienen mucho, y los muchos que tienen muy poco.

Sostuvo que el país tiene el gran desafío de mitigar la  bochornosa deuda social acumulada, caracterizada por  el alto porcentaje de dominicanos que sobrevive en condiciones de pobreza a pesar del sostenido crecimiento de la economía derivado en gran medida de la política de endeudamiento externo.

Abinader reafirmó el compromiso expresado en su propuesta de “Rescate Institucional” presentada recientemente, de trabajar nos solo para poner fin a la corrupción y la impunidad en la gestión pública, sino también para avanzar hacia un Estado más eficiente y una sociedad más organizada.

Dijo confiar que en el presente año 2018 los partidos de oposición y el movimiento social generarán las bases para que en las elecciones de 2020 se produzca un cambio de gobierno y de la dirección del rumbo del país.